Esos grandes compañeros

¿Quién no tiene un objeto muy preciado en su vida? ¿Un objeto que le haya acompañado siempre, o que haya significado algo importante? Pues bien, ¡yo tengo muchos!

Y os preguntareis como puede ser esto… pues porque mis compañeros de viaje son mis libros. Si hay algo que debo agradecer a mi madre (además de lo obvio y la obsesión por el orden y la limpieza) es que me haya inculcado el placer de la lectura.

Desde bien pequeña la he visto a ella devorar un libro tras otro, y yo, como buena niña en progreso de aprendizaje la imitaba. En mis ratos de ocio no podía faltar un libro entre mis manos. Me pasaba horas y horas tumbada en la cama leyendo, mi posición favorita era tumbada boca abajo apoyada en los codos encima de la cama, con un cojín apoyando el libro. Incluso a la hora de comer encajaba un libro en el vaso de agua e iba leyendo,  quizá por eso hoy en día no me gusta comer con gente, porque me metía en mi mundo imaginario y me abstraía de todo a mi alrededor. Puede que lo usase como vía de escape ante los problemas que habían en casa,  y si así fue, les debo agradecer también que no me haya convertido en una perturbada (bueno, solo un poco).

He leído libros de todo tipo: de fantasía, históricos, de amor, de amistad, de aventuras… incluso de cocina, de comportamiento, de psicología, de educación especial y social… los temas son infinitos cuando se trata de algo que te gusta y que por suerte tu familia te ha proporcionado y te ha dado facilidades para llegar a ello.

A todos los que compartís conmigo este amor por la lectura entenderéis mis palabras a la perfección. Porque con la imaginación y las letras nos adentramos en mundos maravillosos y podemos vivir distintas realidades aunque no sean tangibles. Creo que no hay mayor tesoro que tener una gran imaginación y desarrollarla con este medio. Sean cuales sean nuestros problemas siempre podremos tener un rato para evadirnos de todos ellos y recargar las pilas para afrontar todo más positivamente. No hay mejor arma contra la lucha diaria que la ilusión por saber que todo puede salir bien. Solo con que exista esa posibilidad, podemos estar agradecidos y llenos de ganas de continuar.

En fin, desde este espacio que me ofrece la red, quería hacer un homenaje a algo que ha formado y forma parte de mi vida y espero que siga siendo así por siempre.

CIMG3865

-CrisDuet-

Anuncios

Un pensamiento en “Esos grandes compañeros

  1. Peggyisthequeen dice:

    Me ha alegrado infinito encontrarme con esta entrada tuya. Me sorprende que este año, al menos hasta lo que he leído de los blogs, se hayan dedicado TAN pocas entradas a los libros. ¡Y no me creo que no leáis! Son unos compañeros perfectos. Yo tengo al lado de mi cama una mesa grande llena de ellos y librerías, librerías, librerías. Me encantan, además, como objetos. Muy bien por tu entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s