20×20. Exposición en la ETSAV

CIMG3863

Me siento muy afortunada de poder estudiar en una escuela en la que además de enseñarnos las materias básicas de la profesión que hemos elegido, nos dan la llave para descubrir otras muchas cosas por nuestra cuenta. Es frecuente encontrar diferentes exposiciones por los rincones de la escuela. Normalmente son de arquitectura, urbanismo, etc. pero en ocasiones también son sobre arte u otras temáticas interesantes. En mi opinión esto es muy importante, ya que estudiamos para ser arquitectos en la teoría: saber calcular una estructura, manejar los espacios para que sean funcionales.., pero en la práctica hay mucho más detrás de todo eso, ya que creamos espacios donde disfrutar de las cosas, realizar actividades… en definitiva, donde se desarrolla la vida. El entorno es sumamente importante y tiene mucha influencia en la percepción de las cosas y en la configuración de nuestro carácter o forma de vida. Y para ello, considero que es primordial tener una cultura, unos conocimientos, o simplemente unas experiencias más allá de la técnica pura. Algo que llegue más allá de lo que está escrito en los libros y que jamás ningún idioma, más que los sentidos, podrán expresarlo ni condicionarlo. Todas estas cosas que nos muestran tienen como objetivo que desarrollemos una sensibilidad especial, que no es perceptible en ningún plano pero que es totalmente palpable en el ambiente proyectado.

Después de toda esta reflexión sobre los objetivos de la escuela para con los alumnos, me dispongo a hablar sobre una exposición que actualmente se encuentra en la sala de exposiciones de la planta baja de la ETSAV. Se trata de una recopilación de 20 obras de arquitectura de nuestra comunidad que se realizaron durante el siglo XX.

Me apeteció visitar la sala, porque precisamente ese día habíamos visto in situ tres de las obras que se muestran y es una gozada ver las imágenes y los planos de los proyectos después de que tus profesores te hayan explicado todo. Lo lees y lo entiendes mucho mejor, sin duda.  Me encanta, y me hace incluso gracia fijarme en los detalles en cuanto a materialización de algunas cosas, que en su día fueron toda una novedad y algo súper moderno, que ahora lo vemos cómo pasado totalmente. Es la misma gracia que nos hace ver fotos de nuestros padres vestidos con la moda de los 80, por ejemplo, tan peculiar. Pues lo mismo sucede con los materiales o los estilos usados en algunos de estos proyectos, porque al fin y al cabo, estas cosas son las que “visten” el proyecto. Aun así, y como ocurre en la moda, cuando la calidad es buena, no importa si has usado hombreras o gresite de color azul piscina, el resultado es inmejorable.

Hablemos de la exposición en sí. Situada en la planta baja de la ETSAV, está en un lugar clave del edificio. La sala de exposiciones tiene acceso tanto desde dentro de la escuela bajando por la escalera de bedeles, como por el exterior, desde el corredor principal que atraviesa justo el centro del edificio a cota cero. Es una sala acristalada en su mayor parte lo que provoca el interés del que pasa por al lado (que son muchos, ya que al entrar en la UPV por el acceso O, entrada directa desde el tranvía, si te diriges al ágora, es paso obligatorio). Además al estar acristalada, casi toda la iluminación es natural. Este tipo de iluminación, además de ser la más cómoda para las personas, es la más idónea para la contemplación de lo expuesto. Todas las paredes son blancas, no hay ningún elemento que distraiga o requiera más atención que la propia obra expuesta. En la sencillez está el gusto.

El recorrido es sencillo. Entras por la puerta principal, y encontramos un libro donde poder echar un vistazo primero a lo que vamos a encontrar. Entonces miramos al frente y vemos una serie de paneles suspendidos en el aire que contienen las fotografías y planos de los proyectos expuestos. El hecho de que estén suspendidos crea un ambiente fluido y ligero, totalmente necesario ya que la sala no es precisamente un campo de futbol. A la derecha, otro proyecto en una pared, solitario, merece toda nuestra atención.  Continuamos rodeando el panel suspendido para ver que hay al otro lado, observamos, y seguimos… nos topamos con una maqueta a gran escala de la “finca roja” de Enrique Viedma Vidal. Es la que hemos visto tantas veces al ir a clase todos los días, pero al que no la haya visto nunca le impactará la minuciosidad con la que está fabricada y por supuesto la complejidad del proyecto. Permite tener una visión más cercana a la realidad.

Cuando consigues levantar la mirada de la maqueta, verás que a la derecha hay más proyectos colgados, por toda la pared hasta el fondo. Enfrentados a éstos, otra serie de elementos suspendidos en el aire que contienen más proyectos, rodeado de tres paredes llenas de planos, dibujos y fotografías.

Cuando has terminado de recorrer toda la sala, y estás a punto de salir, en una pared desnuda se proyectan las páginas del libro que había a la entrada para los faltos de ánimos (por decirlo de alguna manera más fina) para leer, o para los cortos de vista (que también podría ser, oye)

Y de nuevo, el catálogo de las obras, que es inevitable volver a consultar para verificar todo lo que acabas de ver y entender por toda la sala. Lo siento, pero los humanos no podemos evitar encontrar placer cuando nos “dan la razón” cosa que ocurre cuando al leer de nuevo el libro, descubres que cuenta cosas que por ti mismo habías comprendido y te inunda ese pensamiento de -“che, que listo soy”- inevitable (o al menos a mí me ocurre, será que soy muy vanidosa).

Os pongo las fotos que hice. Espero que os de una visión más realista de lo que he descrito antes.

CIMG3861

CIMG3842

CIMG3843

CIMG3839

CIMG3844

CIMG3848

CIMG3847

CIMG3850

CIMG3852

CIMG3853

CIMG3854

CIMG3855

CIMG3856

CIMG3858

CIMG3859

CIMG3860

En definitiva, una visita muy recomendable, y que además la tenemos al alcance de nuestra mano, de modo que no requiere un esfuerzo titánico ni mucho menos, vamos, ¡que no hay excusa!

 

-CrisDuet-

Anuncios

Un pensamiento en “20×20. Exposición en la ETSAV

  1. Peggyisthequeen dice:

    Perdona, ¡es que sois muy listos! Es genial que le dediques una entrada a nuestra sala de la Escuela y a la interesante exposición que hay ahora. Celebro que animes a la gente a visitarla. Comentario muy trabajado. Muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s