Casa Milà

Hace dos años hice una visita al museo-exposición de la Pedrera. Voy a centrarme sobre todo en los interiores domésticos.

La Casa Milà, llamada popularmente La Pedrera es un edificio modernista, obra del arquitecto Antonio Gaudí, construido entre los años 1906 y 1910 en el número  92 del Paseo de Gracia. La Casa Milà es un reflejo de la plenitud artística de Gaudí: pertenece a su etapa naturalista (primera década del siglo XX), periodo en que el arquitecto perfecciona su estilo personal, inspirándose en las formas orgánicas de la naturaleza, para lo que puso en práctica toda una serie de nuevas soluciones estructurales originadas en los profundos análisis efectuados por Gaudí de la geometría reglada. A ello añade el artista catalán una gran libertad creativa y una imaginativa creación ornamental: partiendo de cierto barroquismo sus obras adquieren gran riqueza estructural, de formas y volúmenes desprovistos de rigidez racionalista o de cualquier premisa clásica.

P1010759Aquí tenemos una maqueta de la obra arquitectónica en cuestión, que se encontraba dentro de la exposición – museo. Como podemos apreciar, se trata de una sección donde a la izquierda podemos apreciar los corredores que unen cada una de las viviendas del bloque y a la derecha el volumen de escalera – ascensor y patio interior. Lo que no podemos apreciar en sección en esta maqueta es la parte de abajo de la cubierta, donde se reserva un espacio para la exposición de documentos, como esta maqueta.

P1010765

P1010782

P1010751

En la comparación de estas tres imágenes podemos ver cómo Antonio Gaudí se inspiró en el esqueleto del animal para crear este espacio desván bajo cubierta, y dar las formas orgánicas características de su arquitectura. Siento la baja calidad de las imágenes, pero así podemos ver el aspecto lúgubre de este lugar, en el que poca luz entra, además de que al ser una exposición no permitían utilizar flash en las cámaras fotográficas.

P1010698

El interior de la Casa Milà está diseñado de forma funcional para una comunicación fluida entre las diversas partes del edificio. Para ello, la planta baja presenta dos accesos con vestíbulos que comunican exterior e interior, y que conectan con los dos patios de luces, favoreciendo igualmente el tránsito interior entre las dos zonas del edificio. Los dos amplios portales permiten el paso de los vehículos, que tras los vestíbulos de entrada pueden acceder al garaje inferior a través de unas rampas que dan al sótano. Para el acceso a las viviendas, Gaudí priorizó el uso de ascensores, reservando las escaleras como acceso auxiliar y para servicios comunes. Sin embargo, para el acceso al piso principal colocó dos grandes escalinatas, decoradas con pinturas murales. El acceso a las viviendas se articula a través de dos grandes patios de luces, que permiten una amplia iluminación y ventilación para todos los pisos. Así, la cara interna de los pisos presenta una nueva fachada con amplios ventanales y barandillas de hierro.

Las dos puertas de entrada están realizadas en hierro forjado y vidrio, de tal forma que actúan a la vez como puerta y como verja de seguridad. Su diseño es orgánico.

P1010697

Es de destacar la decoración de las paredes, que están pintadas con tonalidades de ocre y amarillo, y presentan algunos murales de intenso cromatismo, con diversos diseños inspirados en motivos florales y tapices flamencos, realizados en su mayor parte por Xavier Nogués.

Cada una de las viviendas de este bloque es diferente. Fue diseñada para poder albergar diferentes usos, con plantas abiertas sin muros de carga. El piso principal, la vivienda del matrimonio Milà, fue posteriormente una oficina, luego un bingo y actualmente es una sala de exposiciones.  Contaba con más 35 espacios de uso diverso, entre los que destacan el recibidor, un oratorio, una sala de recepción, el despacho del Sr. Milà, el comedor y el dormitorio principal; algunas habitaciones recibían nombres especiales, como la «sala morada» o la «sala china». Cabe destacar los diferentes pavimentos proyectados por Gaudí según su función: placas de piedra de la sènia para corredores y vestíbulos, parquet para salones y habitaciones, y baldosas hidráulicas para cocinas y baños. La decoración de la vivienda principal fue una de las más lujosas y detalladas del edificio, a cargo de Josep María Jujol, quien diseñó el mobiliario y diversos elementos decorativos, así como algunos detalles en relieve en columnas y techos, siempre bajo la supervisión de Gaudí. En las siguientes imágenes podemos apreciar el ejemplo de piso modernista de la casa Milà:

P1010793Vestíbulo de una vivienda ejemplo, con un paragüero diseñado especialmente para la vivienda, de estilo modernista.

P1010801En esta imagen podemos apreciar la unión cocina – comedor, conmigo en una foto hecha por mi padre.

P1010803Esta es una fotografía de detalle de la cocina de la época, aunque muy moderna ya para dicha época, con mi padre representando la escala humana.

P1010797Más detalle de la cocina, con la bancada del fregadero diseñada especialmente para la vivienda, de nuevo.

P1010805Un baño con lo imprescindible, muy simplista, pero de mobiliario moderno para la época. Podemos apreciar el suelo de baldosa diseñado especialmente para los baños.

P1010813Salón comedor amplio y abierto, con una nueva concepción de los espacios domésticos y con un diseño lujoso, como decíamos anteriormente. El suelo también diseñado especialmente para la estancia en concreto, el cual une dos estancias en una única grande.

P1010814Podemos ver la habitación de matrimonio. Suelo de parquet y mobiliario diseñado por el arquitecto y por Jujol. Vemos las formas orgánicas, curvas, con pinturas de la naturaleza y colores que nos evocan también a ella. No se pierde ningún detalle.

P1010818Y para finalizar tenemos el despacho del señor Milà, también con suelo de parquet y con gran iluminación. Nuevamente el mobiliario está diseñado especialmente para la estancia y su uso.

En esta arquitectura encontramos la unión de muchas formas de expresión de arte: la pintura, la arquitectura, la escultura…Al mismo tiempo que nos impresionamos con la maravillosa arquitectura, encontramos unos murales pintados (generalmente con motivos mitológicos y religiosos) igualmente impresionantes, que hacen de las viviendas exposiciones de arte de por sí.

Anuncios

Un pensamiento en “Casa Milà

  1. Peggyisthequeen dice:

    A mí me impresionó particularmente la cantidad de luz natural que había en la vivienda y la delicadeza de los detalles. Una gran obra y un gran arquitecto, sin lugar a dudas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s