EL ARTE EN LAS CARÁTULAS (Parte I) -Publicidad

A lo largo de la historia de la música el arte pictórico se ha encontrado realmente enlazado a la venta y distribución de ésta. Los artistas musicales han utilizado la imagen para transmitir de forma visual aquello que después el oyente iba a recibir a través del oído. Esto se traducía en la realidad en el diseño de los LPs: carátulas de CD o vinilos.

Quiero dividir la entrada en dos partes, en la primera veremos una muy pequeña recopilación variada de ejemplos de este tema, mientras que en la segunda, siguiendo el mismo tema que en la primera, trataré de forma más profunda las carátulas del grupo Pink Floyd. Esto se debe a que, en mi opinión, este grupo musical es el que mayor intención artística ha querido proporcionar a sus LPs.

Manic Street Preachers – Journal for plague lovers: Muchos músicos han buscado impactar con sus portadas, pero pocos lo han conseguido como los galeses con su triunfal regreso. Es imposible que no te afecte la agresividad de la escena que provocó su censura en algunos establecimientos del Reino Unido.

Depeche Mode – New Life: La portada muestra a un joven que sale de un huevo gigantesco, en un fondo negro. Esta portada fue inspirada por la pintura de Salvador Dalí: “Nino geopolítico observando el nacimiento del hombre Nuevo”.

Led Zeppelin – In through the out door: El diseño de este LP se trataba de una primera capa hecha de papel de bolsa marrón y una segunda capa con la imagen que vemos en blanco y negro. Lo interesante estaba en que si por casualidad se derramaba agua encima del material marrón aparecía la imagen vista en color.

Def Leppard – Retro active: En la imagen de este CD aparece una muchacha mirándose al espejo. El reflejo de la escena crea una simetría que da como resultado final la imagen de una calavera. La calavera está conformada por la cabeza de la señorita (ojos), un trozo de la ventana del fondo (nariz), los útiles de belleza (dientes) y la forma externa que la dan el espejo y el mantel (de color blanco). Esta imagen me ha recordado al cuadro de Dalí – Bailarina en una calavera.

The Beatles – Revolver: La portada fue diseñada por el artista gráfico alemán Klaus Voorman. El artista pretendía hacer un collage de fotos de la banda a través de las diversas fases de su carrera, al estilo de imágenes generadas por un caleidoscopio. Pero lo que pocos saben es que no solo los Beatles aparecen en esta portada, sino que en el interior del cabello de George Harrison -en la parte inferior derecha- se puede ver una foto pequeña de Voorman, que también incluyó su nombre en la misma zona.

Fleetwood Mac – Mirage: El mensaje que encierra su carátula ha generado debate entre los fans desde que el disco salió a la luz. Algunos argumentan que el detalle oculto no es intencional pero una vez que lo vemos, no se puede creer. “Mirage” tiene el título perfecto para dar cabida a una ilusión óptica muy sutil en la parte en la que Stevie Nicks y Lindsey Buckingham se entrelazan las manos. Fija tu mirada en esa zona, gira la cubierta unos 90 grados a la derecha, da un paso atrás y verás el rostro de una anciana.

Styx – Pieces of eight: Una portada creada por el diseñador gráfico Storm Thorgerson, perteneciente al grupo de diseño Hipgnosis, muy conocidos por crear una gama muy importante de portadas de algunos grupos musicales muy importantes. Se caracterizaba por el surrealismo en la mayor parte de sus obras, como en esta, en la que aparecen unas mujeres de edad avanzada con pose escultórica mirando las enigmáticas estatuas de la Isla de Pascua, las cuales llevan también como pendientes. Se cree que el conjunto puede estar relacionado con el concepto del “pasado” y lo “antiguo”.

Black Sabbath – Mob Rules: Si se observa bien en el centro de la portada, sobre el manto ensangrentado se puede apreciar un rostro oculto como el de una criatura endemoniada. Asimismo, algunos dicen que en la versión física del envase se alcanza a leer en primer plano una frase escrita con sangre que dice “Kill Ozzy” (“Mata a Ozzy”), en clara alusión al vocalista que había dejado la banda dos años antes, aunque esto nunca se ha confirmado.

Animal Collective – Merriweather post pavilion: Coge un efecto visual típico, ponle unos colores bien chillones y ahí lo tienes, una de las portadas más geniales. Es curioso el hecho de que en persona el efecto óptico no es tan acusado como cuando lo ves en la pantalla del ordenador, pero aun así sigue siendo un gran trabajo, tan perturbador como la música que ilustra.

Santana: Esta genial caratula del disco de Santana representa aparentemente la cabeza de un león, y decimos aparentemente porque si nos fijamos detenidamente aparece una figura humana de la cabeza a los pies, y otra serie de rostros más, como podemos apreciar destacados en la segunda imagen.

Portugal. The Man – The satanic satanist: Hipnótica y cambiante como su música, el cuadro en acuarela pintado por el propio cantante de la banda de Alaska tiene un punto aterrador, aun a pesar de sus vivos colores.

Stone Roses – Stone Roses: Algunas obras artísticas, también en las portadas de los LPs, tienen un objetivo político/social, como la carátula de Viva la vida de Coldplay, que no voy a poner en este post porque considero que ya está más que vista. Esta en concreto es una obra el artista John Squire, y muestra ruedas de limón, haciendo referencia al uso del limón para contrarrestar los efectos del gas lacrimógeno durante algunas protestas estudiantiles en Europa.

Podríamos alargarnos hasta el infinito, existen muchas obras artísticas sacadas con un fin publicístico, no se nos olvida por ejemplo una de las más conocidas si no es la más conocida, el plátano de Andy Warhol, pero que no he puesto en esta entrada ya que prefería hablar de otras menos conocidas, pero ya no me extenderé más, sino simplemente desarrollaré la obra de Hipgnosis creada en los LPs de Pink Floyd.

Anuncios

2 pensamientos en “EL ARTE EN LAS CARÁTULAS (Parte I) -Publicidad

  1. Peggyisthequeen dice:

    Lo cierto es que me alegro mucho de que hayas hecho estas entradas dedicadas a las portadas de los vinilos. El otro día rescaté algunos que tenía todavía en casa de mis padres. Echo de menos mi antiguo equipo de música… me encantaría volver a escucharlos.

    • A mí me encanta, y es algo que se ha perdido bastante, antes te comprabas el original ya no sólo por tener la música sino también por el diseño y la calidad del envase, ahora ya no dedican tanta importancia a ello. Mi padre en casa tiene un montón de vinilos de cuando era joven y es una pena porque el tocadiscos está estropeado y ya no se pueden escuchar…Echamos mano de internet.
      Me alegra que te haya gustado 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s